ORLANDO DUQUE: LA HISTORIA DEL MEJOR EN EL MUNDO EN CLIFF DIVING

En entrevista realizada por bocas, Orlando Duque conto aspectos de su vida, durante su trayectoria en el agua, las piscinas y los clavados.

Este caleño nacido el 11 de septiembre de 1974, hace un recuento de la forma como transcurrió su vida hasta llegar a la posición en que se encuentra, solo tenía diez años cuando con sus amigos practicaba el futbol en la Unidad Deportiva Panamericana de Cali, recuerda como en una de esas tardes encontrándose al lado de la piscina principal de las canchas panamericanas se presentó una manifestación política liderada por una señora quien a cambio de hacerles campaña a un señor de apellido Lloreda, les prometió a él y a sus amigos unas camisetas, el con sus dos mejores amigos accedieron para luego ser beneficiados con gaseosa, pastel y las camisetas con el rostro del candidato estampado.

Posteriormente vieron como la mujer en cuestión ingresaba al edificio de la piscina, por lo cual la siguieron ingresando a las graderías de la edificación observando el azul de la piscina , vieron los saltos que ahí se realizaban, como también al altura utilizada para ellos, desde ese momento luego de jugar futbol los tres amigos aprovechaban el ingreso de los familiares de los clavadistas para penetrar al escenario deportivo, enterándose después que la mencionada mujer llamada Sonia Orozco, era la novia de uno de los entrenadores de los clavadistas y se desempeñaba como asistente de asuntos generales de la piscina, fue así como una de esas tardes la dama los vio y los invito a hacer clavados citándolos para el día siguiente.
Fue entonces como al acudir a la cita de la señora se ubicaron al borde la piscina con sus precarios vestidos de baño y se sometieron a pruebas de flexibilidad y coordinación, realizo entonces la prueba de fuego tirándose sin darse cuenta como salió al otro lado y llego a la orilla.

Empezó entonces la pasión por el agua de donde no ha salido hasta el día de hoy, sus amigos desertaron pero el continuo demostrando su talento , entregándose a la disciplina , caminaba 40 cuadras desde su casa hasta la piscina y solo podía comprar un pan y una gaseosa.

Orlando Duque, se consagro como uno de los deportistas más grandes de la historia al coronarse once veces campeón mundial de cliff diving (la modalidad reina en el deporte de los clavados, desde una plataforma de 27 metros); siendo el primer y único colombiano en lograr una medalla de oro colombiana en un mundial de natación, aparte de haber logrado dos récords Guinness, a pesar de acercarse a sus cuarenta años de edad, sigue siendo el numero uno de los espectáculos deportivos más bellos y vistosos del mundo entero.

Cuenta que su primer entrenador fue Edison Collazos, quien lo amenazaba con darle fuete si no conservaba sus manos derechas, considerando esta una gran enseñanza puesto que precisamente los jueces le reconocen muy buena técnica y muy buena forma en el aire.

Contaba solo con 12 años, cuando integro la selección Valle. Ya con su segundo entrenador, Francis Gómez, un a un torneo Nacional de Medellín, ganando una medalla de oro en tres metros, una de plata en plataforma y una de bronce en un metro.
Participo en los en los Juegos Nacionales de Ibagué, en 1988, donde gano dos medallas de oro y una de plata, ganándose en esa oportunidad trescientos mil pesos por la de oro, dinero que le entrego a su madre en su totalidad. Su racha continuo ingresando en 1989 en la selección Colombia, con la que compitió en Argentina ganándose una medalla de bronce en plataforma, al clasificar a los Centroamericanos y del Caribe, en Caracas, se vino con la presea de bronce.

En 1996, Mario Olave, un paisano dedicado al espectáculo en Europa le propuso lanzarse desde una escalera a una altura de 25 metros a una piscina pequeña, efectivamente se lanzó y al año siguiente este caleño le envió una oferta de trabajo en un parque de Austria , allí arreglo por un salario de 250 dólares a la semana , donde hacia una exhibición de clavados en una piscina de siete metros de diámetro por tres de profundidad, subía a una escalera de 25 metros y dos trampolines separados por tres metros, estando allí vio por televisión los campeonatos mundiales de altura, lo que le llamo la atención y un amigo australiano lo ayudo, llegándole una invitación para participar en enero de 1998 pero sus empleadores le negaron el permiso para participar argumentando que el contrato de trabajo era por tres años.

al fin consiguió la invitación para participar en el Mundial de Suiza 99 logrando un segundo puesto, ganándose además 4.000 francos, dándose cuenta en ese momento que esa era su pasión.

Después de esa competencia la firma Red Bull organizó otra competencia en Arizona, Estados Unidos, lo llamaron para participar con su patrocinio, quedando en esta oportunidad nuevamente de segundo y ganándose otros tres mil dólares, dedicándose de lleno a competir a finales de 1999, ganándose en el 2000 el Tour mundial, competencia que se realizaba en los meses de mayo, junio y septiembre, gano entonces la copa del mundo.

En el último salto de la copa del Mundo en Hawái logro un salto perfecto que hizo que los jueces le dieran diez puntos, acontecimiento que quedo registrado en el libro Guinness, adjudicándose además otro registro al ser el deportista con más campeonatos mundiales en su deporte, en total once.

DEJA TU COMENTARIO